EL MUSEO DE LA CULTURA HUASTECA y su exposición permanente nos ofrece un viaje por el territorio del pueblo Huasteco por su extensión territorial que abarca parte de los Estados de Tamaulipas, San Luís Potosí, Veracruz, Hidalgo, Puebla y Querétaro.

El panorama geográfico aéreo que podemos disfrutar sobre cristales transitables para inducirnos a sus salas que contienen piezas de escultura, cerámica utilitaria, una proyección que reproduce la ceremonia de los Voladores de Papantla, algunos personajes retractados en su vida cotidiana, una tienda y diversos altares para finalmente despedirnos con una visión acristalada de los estratos terrestres y evolutivos que han venido sufriendo a la par el fenómeno de la globalización y los avances tecnológicos e industriales que este ofrece.

Nos muestra pues, un amplio panorama de la Cultura Huasteca, su lengua y sus tradiciones, valores que le dieron una gran cohesión y que les brindo el poder sobrevivir, no solo a las intromisiones nahuas y españolas, si no que hasta la fecha puede reconocerse como una de las culturas indígenas tradicionales de México.

Espacio con una superficie de 1,100 m2 de área de exhibición, donde están expuestas las principales características, tradiciones y piezas arqueológicas de esta gran cultura prehispánica. Es esta área, un esfuerzo sin precedentes por asegurar la identidad regional.

Ensambla y continúa haciéndolo con el apoyo del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH ) una relevante y sustancial colección arqueológica y etnológica de esta cultura mesoamericana extendida en los estados de Hidalgo, Puebla, Querétaro, San Luís Potosí, Tamaulipas y Veracruz.

Aquí se muestra el desarrollo de la Cultura Teneek a partir de conceptos como son: el hombre, la naturaleza, la religión, la vida cotidiana y la mitología entre otros en 12 salas de exhibición.

El INAH mediante su Centro Tamaulipas está aportando parte de las colecciones que integran su acervo, así como los guiones científicos y fichas técnicas.

El acervo, que está calculado en alrededor de 3,000 piezas, se basará en el conjunto de las manifestaciones culturales de la región, con objetos de los 6 estados que forman la huasteca.

Se encuentran en este espacio, utensilios, herramientas, atuendos, elementos rituales e instrumentos musicales correspondientes a las comunidades indígenas de diversas partes de esta región.

El Espacio Cultural Metropolitano, es en definitiva, una aportación de los tamaulipecos al patrimonio de la humanidad.

Geográficamente es parte de la región huasteca, pero especialmente pertenece a los municipios conurbados del sur de Tamaulipas.

Tampico, Madero y Altamira conviven con él, recogerán sus frutos y permearán su influencia a las regiones circunvecinas.

El METRO ha empezado a dar proyección nacional e internacional a la zona, lo que traerá aparejado un desarrollo, no sólo en el hábito cultural, sino también en lo turístico y comercial.